Condenados beneficiados por jueza con permisos eran de casos tan controversiales y peligrosos como Paya, Figueroa Agosto y Florián Féliz

0
187

Santo Domingo.- Este fin de semana la Procuraduría General de la República “pegó el grito al cielo” cuando una jueza favoreció con permisos “navideños”, alegadamente irregulares a más de 50 internos , incluyendo algunos que pertenecen a casos tan controversiales y peligrosos como el Caso Paya, el Caso Figueroa Agosto y el Caso Florián Féliz.

Se trata de personas acusadas por el Ministerio Público de haber cometido sicariato, violación a la ley de tráfico de Drogas, homicidio agravado y violación sexual; todos, crímenes tipificados por el Código Penal Dominicano como graves y a quien la magistrada Katherine A. Rubio Matos, Juez Interina del Tribunal de Ejecución de la Pena del Departamento Judicial de San Cristóbal, otorgó permisos especiales.

En ese sentido, la Procuraduría General de la República depositó una solicitud de suspensión inmediata de la resolución contenida en el Auto No. 301-01-1289-2017 de fecha 29 de diciembre de 2017, mediante el cual se otorgaron los permisos.

La solicitud fue acogida y el Ministerio Público logró la revocación y retornar a sus centros los internos beneficiados de forma irregular, quienes hoy guardan prisión, nueva vez, en Najayo Mujeres, Najayo Hombres, Centro Abierto para Mujeres Sabana Toro, y el CCR 20 de San Cristóbal (antiguo Najayo Menores).

Sobre los casos. Florián Féliz era señalado como el narcotraficante más grande que había en el país, antes de que surgiera el caso del ex capitán Quirino Ernesto Paulino Castillo.

Fue apresado por primera vez el ocho de junio del l996 por estar implicado en varios casos de narcotráfico, entre ellos el alijo de mil 400 kilos de cocaína incautado en Barahona a bordo del barco Phoenix.

Por ese hecho fue sentenciado a 20 años de cárcel y ya había cumplido más de la mitad de la pena cuando nurió tras ser herido a cuchilladas “durante un confuso incidente” en la cárcel de Najayo, en San Cristóbal.
Caso Paya. Conocido también como el crimen de Paya, en Baní, en el siete extranjeros vinculados al narcotráfico fueron raptados y luego ejecutados en una plantación cañera. Sin embargo, los informes públicos no ahondaron en las razones del crimen ni detalla dónde están la droga y el dinero que se habrían llevado los matadores.

Caso Figueroa Agosto. José D. Figueroa Agosto, alias “Junior”, quien se había fugado con una orden de libertad falsa de la penitenciaría estatal de Río Piedras, en Puerto Rico, cumplía una condena de 209 años de prisión por el secuestro y asesinato de Edgardo Martínez, alias “Nandy el Gruero”.

La presencia en la República Dominicana con los nombres de Cristian Almonte Peguero, Ramón Sánchez, Felipe Rodríguez de la Rosa multiplicó las acciones del imputado en diversos escenarios.

Dejar respuesta