Confirman prisión madre acusada de complicidad en violación y muerte de su hijo de año y 11 meses en Cancino Adentro

0
85

Por Julio Benzant
Santo Domingo Este. La Segunda Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación de la provincia Santo Domingo, confirmó este lunes la prisión preventiva como medida de coerción a una madre acusada de complicidad en la violación y asesinato de su hijo de un año y 11 meses, suceso ocurrido el en el sector Cancino Adentro.

Se trata de Raquel Suero, de 30 años, acusada por la Fiscalía de complicidad e encubrimiento en la violación y homicidio de su hijo, Luis Raúl Zaya Suero, de un año y 11 meses.

Por la muerte y violación del menor de dos años, está imputado su padrastro, Jhon Jairo Rodríguez Espinal (a) Jhonny, de 20 años.

Tanto al padrastro, Rodríguez Espinal (a) Jhonny, como a la madre, Raquel Suero, la jueza Carol Modesto, del Tribunal de Atención Permanente de la provincia Santo Domingo, le impuso el pasado 12 de mayo un año de prisión preventiva como medida de coerción.

La Segunda Sala de la Corte, compuesta por los jueces José Aníbal Madera Francisco(presidente), Raquel Polanco y Wendy Altagracia Valdez(miembros), consideró que no existían variación en los presupuestos que llevaron a la imposición del numeral siete del Articulo 226 del Código Procesal Penal, que establece la prisión preventiva como medida de coerción.

La imputad Raquel Suero había depositado a través de sus abogados, un recurso de revisión de la medida de coerción, consistente en un año de prisión preventiva.

La muerte del niño de un año y 11 meses ocurrió la tarde del martes 10 de mayo, en la casa marcada con el número 25 de la calle Penetración, del sector Cancino Adentro, donde vivía con su madre y padrastro.

Según los informes, ese día un vecino del agresor le oyó gritar al niño que se callará, a la vez que escuchaba un ruido como si propinaran golpes.

Explican que luego se escuchó el encendido de una radio y la subida del volumen, y entre la música, se escuchaban los gritos y golpes al niño.

El niño llegó cadáver al Hospital Materno Infantil San Lorenzo de Los Mina.

Los médicos en ese centro de estatal certificaron que el niño falleció a causa de golpes contusos en distintas partes y presunta violación sexual.

El imputado Rodríguez Espinal, alega ser inocente de las acusaciones en su contra y reclama que las autoridades realicen pruebas de laboratorios confirmar su alegada inocencia.

Tanto a la madre, como al padrastro del niño, la Fiscalìa los acusa inicialmente de homicidio voluntario, acto de tortura, barbarie, violación sexual y abuso infantil físico y psicológico.

Estas violaciones son sancionadas por los Artículos, 295, 296, 297, 303, 303-2, 304, 331del Código Penal Dominicano, así como los Artículos 12, 15, 396, 397 y 398 ordinales de la Ley 136-03, que instituye el Código Para la Protección de los Derechos Fundamentales de los Niños, Niñas y Adolescentes.

Se conoció este lunes en la Corte de Apelación, que la imputada Raquel Suero, permanece recluida en la cárcel de la Fiscalía en el poblado de San Luis, a la espera de espacio en la cárcel Najayo-mujeres, en San Cristóbal.

Al padrastro, Rodríguez Espinal (a) Jhonny, no se le conoció el recurso de revisión de la medida de coerción, porque no fue trasladado a la Sala de Audiencia.

Dejar respuesta