Faride Raful: seré la vigilante de los pasos del Congreso

0
174

Santo Domingo.- Faride Raful fue la candidata a diputada más votada del Distrito Nacional. Con dos meses de campaña y una inversión nada excesiva superó a los aspirantes de su Partido Revolucionario Moderno (PRM) y la maquinaria oficialista.

Esa victoria que Raful describe, que a toda luz la mantiene contenta, no ha dejado indiferente ni siquiera a sus compañeros.

“Eso ha provocado embates desde mi propio partido que entienden y no conciben que una mujer que está integrada, pero que no tenía quizás el equipo que ellos dicen que tienen y que han trabajado tanto tiempo en mantenerlo con recursos económicos que se han ido al traste, pueda provocar tanta simpatía o generar tanto compromiso en la sociedad dominicana”, comenta.

Más de 30 minutos de conversación con Raful muestran a una mujer sencilla, de trato cercano y con un discurso cargado de buenas intenciones. “El principal propósito nuestro es que la gente sepa que habrá una persona velando por los intereses de la transparencia y la institucionalidad desde una curul y que estará pendiente de todo lo que suceda allí dentro. Estoy convencida que nuestro gran compromiso es llegar a ese espacio a mandar la señal de que la política se puede ejercer sin perder la dignidad”.

Ya en el Congreso, ella tiene tres prioridades: la aprobación de la ley de partidos y la reforma a la Ley Electoral. También tiene una propuesta dirigida a crear una ley sobre manejo de residuos sólidos a nivel nacional y, la última, revisar la política criminal del Estado.

“Otro tema es un proyecto conjuntamente con el Ayuntamiento, el Gobierno y el sector privado que es un gran alcantarillado en la ciudad de Santo Domingo que nos permita que las aguas negras puedan ser reusadas con plantas de tratamiento y un alcantarillado con mayor control, desde el punto de vista de la salud y medio ambiente”.

De este último tema ya ha conversado con su compañero de partido y electo alcalde por el Distrito Nacional, David Collado.

“La JCE debió organizarse mejor”

Para la candidata elegida estas elecciones generales dejaron al desnudo la falta de planificación, regulación y garantías al elector y al aspirante a un cargo político.

“Entiendo que la Junta Central Electoral, que previó la complejidad de estas elecciones, debió haber organizado mejor esta cosas”, dice.

Ella atribuye la ola de inconformidades en este proceso a los fallos en el conteo electrónico y se queja abiertamente de los ataques que ha recibido la oposición por defender su voto, o un solo voto.

“Cuando nosotros nos quejamos de los partidos de oposición que están cuestionando un proceso con pruebas evidentes estamos haciendo un flaco servicio a la democracia.

Muy por el contrario, deberíamos ponernos de pie y estar también al lado de los partidos de oposición, porque un voto que se le quita a un candidato es una falta de respeto a un elector que fue de manera voluntaria y libre a ejercer su derecho”, reclama.

Esta vez Raful se estrena como electa, pero no es la primera que aspira a un cargo.

Ella cuenta que desde los 16 años ha militado en la política, y fue la única de seis hermanos que siguió los caminos de su padre Tony Raful Tejada. ¿Tú ascenso en la política ha sido difícil por ser mujer? “Claro que sí”, responde.

Para ella, ese voto de confianza recibido es una puerta abierta a una generación de mujeres. En el PRM hay caras nuevas de trentones que han salido victoriosas, como la propia Raful, David Collado y el senador electo por Puerto Plata, José Ignacio Paliza.

Raful dice que es un hecho que en el PRM seguirá repitiéndose. Eso porque cuando se le preguntó cómo percibía a su partido en el 2020, ella dijo que lo veía con mucha gente de su generación, trabajando en puestos claves y siendo portavoz de todas las necesidades del pueblo. “Veo un PRM más moderno y más revolucionario de lo que tenemos ahora”.

Oposición no ha calado en los que no creen

La abogada y comunicadora de 36 años reconoció en una entrevista que el PRM no ha logrado conquistar -todavía- a esa sociedad que ya no cree en políticos. “Ese descreimiento y apatía no ha podido ser canalizado por un partido de oposición.

El PRM lo que hizo fue tratar de canalizar, articularse para esos fines. Sin recursos apelamos al voto consciente de la gente, a sabiendas que nos íbamos a enfrentar a unas elecciones muy difíciles y desproporcionadas”, señala.

La política, desde su punto de vista, es una carrera de persistencia, más que de velocidad, siempre y cuando se tiene compromiso y sensibilidad social.

Ella repite que su presencia en el Congreso será un mensaje “de que hay gente comprometida en los diferentes partidos políticos”. Raful conduce dos programas de radio que no piensa abandonar, porque según cuenta, esa es una forma de hacer que la gente se sienta cercana a ella.

Dejar respuesta