Hipólito se avergüenza de que RD ocupe primeros lugares en matrimonio de menores de 18 años

0
184

Santo Domingo.- El expresidente de la República Dominicana Hipólito Mejía afirmó este martes que se avergüenza de ver al país ocupando uno de los primeros lugares en matrimonios de menores de 18 años en el mundo y que le corresponde al Congreso Nacional sacarlo urgentemente de ese infame espacio.

Indicó, a través de un comunicado de prensa, que el matrimonio infantil es una permisión anacrónica de la Ley 659, sobre Actos del Estado Civil, que debe ser derogada, tal y como lo sugirió el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

“La protección de nuestras niñas, niños y adolescentes debe ser un compromiso del Estado y de toda la ciudadanía, por lo que el Poder Legislativo está en el deber de impedir que algunos adultos desaprensivos y pervertidos se escuden en la ley para, sin ninguna consecuencia, convertir en objetos sexuales a nuestras niñas más vulnerables y trastornar el sano y normal desarrollo de sus vidas”, sostuvo.

Explicó que es innegable, como advierte Unicef, que el matrimonio infantil lleva a las niñas y a las adolescentes a tener hijos sin estar preparadas ni física ni emocionalmente, así como, producto de ello, a dejar la escuela y a una mayor probabilidad de ser víctimas de la violencia doméstica

Enfatizó que estos matrimonios conllevan el riesgo de que niñas y adolescentes sean víctimas de abuso sexual y explotación, de ser separadas de la familia y los amigos, de perder la libertad para relacionarse con las personas de la misma edad, de tener dificultad para la educación, de ser sometidas a trabajos forzados, prostitución y violencia, así como de quedar embarazadas y poner en riesgo sus vidas.

En ese sentido, señaló que también se prestan a que los violadores y los seductores de menores evadan ser imputados por la comisión de estos crímenes, los cuales una vez estando casados, casi siempre, maltratan a las niñas y disuelven el matrimonio tan pronto han resuelto su estado de ilegalidad.

“Nuestros legisladores deben reflexionar sobre las graves consecuencias que tendría para nuestras niñas y adolescentes, contemplar el matrimonio de menores en el Código Civil, en contra de la tendencia mundial que se inclina por su prohibición”, manifestó el exmandatario.

Dejar respuesta