Líderes evangélicos exhortan al pastor Dío Astacio dejar huelga de hambre

0
490

Santo Domingo.- Líderes evangélicos exhortaron al pastor Dío Astacio a dejar la huelga de hambre y cambiar su método de lucha por la inconformidad con los resultados de las pasadas elecciones, ya que su salud puede agravarse.

Los reverendos Fidel Lorenzo Merán, Ezequiel Molina, Braulio Portes y Adolfo Mateo hicieron una petición a Astacio, quien fue candidato a la alcaldía del Municipio Santo Domingo Este de la provincia Santo Domingo, que inició una huelga de hambre que lleva varios días.

Astacio ha manifestado inconformidad con las alegadas irregularidades que afectaron los resultados electorales en el Municipio Santo Domingo Este.

Astacio permanece en la iglesia Somos Adoradores junto a otros excandidatos que le acompañan también en huelga de hambre, como son Claudio Caamaño Vélez y Rafael Rossó Merán.

Lamentaron que el ex candidato Manuel Jiménez esté en un delicado estado de salud y abogaron para que se haga todo lo posible para preservarle la vida.

Los líderes evangélicos entienden que deben considerarse otras vías para hacer los reclamos, principalmente en el sentido de que el sistema electoral sea reformado y se proponga una Ley de Partidos que sea consensuada por los diferentes actores sociales del país.

Entendieron que la decisión del Tribunal Superior Electoral de ordenar el recuento de los votos en el municipio Santo Domingo Oeste, fue una decisión medianamente justa y hasta aceptable y una especie de salida ante la crisis post electoral que tiene varios días y que sería recomendable en el Municipio Santo Domingo Este y otros municipios del país.

Tanto los reverendos Fidel Lorenzo presidente del Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (CODUE) Ezequiel Molina del Ministerio Batalla de la Fe, Braulio Portes del Ministerio de la Cristianización, y Adolfo Mateo, del Consejo Nacional de Confraternidad de Pastores (CONACOPE), dijeron que estarán pendientes y darán seguimiento a los pormenores de la crisis post electoral que abate al país.

Dejar respuesta