Los niños y la familia ayudan a la viuda de Archie a sobrellevar el dolor

0
154
Santo Domingo Este.- Cuando María Altagracia Mercedes  se enteró de la muerte de su esposo, Archie de Jesús Medina, no podía creerlo.
Le parecía una pesadilla solo imaginar que su compañero de vida, padre de sus dos niños, ya no estaría más físicamente. Ahora, un año después de la tragedia triple que arrastró a su familia, enfrenta la realidad.

Archie de Jesús Medina, fue una de las víctimas fatales que resultaron de la tragedia en la que también fue asesinado el alcalde de la provincia Santo Domingo, Juan de los Santos, el 15 de diciembre de 2015, por un hombre, también padre de familia, que luego se suicidó.

Un año después de aquel hecho, que marcó un antes y un después en la vida de la esposa de Archie, el dolor sigue latente.

María viuda de Medina cuenta con notable aflicción, conteniendo las lágrimas, que se apoya en el amor de sus hijos de 6 y 9 años para sobrellevar la ausencia de su esposo.

Expresó que tanto su familia como la familia de Archie han sido un soporte importante para continuar adelante.

“La tragedia ha hecho que estén más pendientes de nosotros, estamos mucho más unidos”, dice la viuda evitando llorar.

Con la voz entrecortada agrega “hemos cambiado algunas cosas, pero no muchas”.

“Los niños han asumido como adultos la ausencia de su papá. Ellos saben que él murió y, como son niños para ellos es distinto, eso nos ayuda mucho”.

Cinco meses después de lo ocurrido se mudaron del ensanche Las Américas a una casa que Archie construía “con mucho amor para sus hijos” en Maquiteria. “Él quería lo mejor para su familia y trabajaba para eso”.

“Yo sigo trabajando para el consorcio”, refiriéndose a su empleo en una de las bancas Juancito Sport, “con eso hemos salido adelante”.

También dice que solo recibió ayuda externas al principio, y que fueron muy pocas, pero agradece a Dios que “no han sido necesarias”.

“Aunque nos mudamos, a los niños no quise sacarlos del colegio, para que no tuvieran muchos cambios”, dijo María al tiempo que abrazaba al menor y único varón de los niños que procreó con Archie.

En cuanto a las autoridades judiciales indicó “No nos dieron respuesta sobre el caso nunca, dijeron que era un caso íntimo, nada más”.

María dice que tiene planes para ella y su familia. Sumirse en el dolor no ha sido una opción porque los niños la necesitan.

Ella quiere seguir con el legado de Archie y ser un ejemplo para los niños, por lo que retomará su carrera de psicología industrial a fin de poder encaminar su vida y la de sus niños a mejores condiciones.

Dejar respuesta