Luis Carvajal reitera terminal en Los Tres Ojos requiere de licencia

0
90

Santo Domingo.- El ambientalista Luis Carvajal insistió en que el proyecto de la terminal de Parque del Este es ilegal porque el único permiso válido para esa obra debe ser una licencia ambiental y no una carta de “no objeción” porque así lo establece la ley por lo que el ministro de Medio Ambiente, Angel Estévez, es pasible de ser acusado de prevaricación.

Igualmente criticó que se piense que las obras del Estado no deben cumplir con la ley ambiental, ya que cuando se trata de una obra pública los requisitos son más rígidos y las sanciones más severas porque se consideran circunstancias agravantes.

Expresó que la Ley General sobre Medio Ambiente (64-00) es muy clara y establece que una terminal de autobuses necesita un estudio de impacto ambiental junto a un plan de manejo, y nada de eso tiene el proyecto.

Apuntó que la resolución 15-2016 del Ministerio de Medio Ambiente estableció que a los proyectos en construcción que no pasen de los 3,000 metros se puede ofrecer la no objeción pero sujeto a estar en el sistema de evaluación de impacto.

Carvajal indicó que en el caso de la terminal se trata de una obra en 25,000 metros cuadrados y una serie de fragilidades, debido a estar ubicado en el Parque Mirador del Este y el Parque Nacional Los Tres Ojos.

Con relación a la acusación del ministro de que quienes se oponen a la terminal lo hacen por intereses particulares, Carvajal se preguntó: ¿qué interés puede tener si lo que están diciendo es que se acoja lo que dice la ley?

“Hay una violación formal a la ley establecida, los permisos no se dan con una carta que manda el ministro, se elabora un comité técnico sobre la base de estudios”, expresó Carvajal, tras destacar que como paso previo está la aprobación del cambio de uso de suelo que es facultad de cabildo.

En cuanto a los posibles daños de esa obra próxima a dos áreas protegidas, citó que hasta hora se desconoce, ya que los promotores no han entregado ningún estudio científico. Dijo que por tanto se aplica el principio precautorio de la ley. “Ellos no pueden iniciar un proyecto sin demostrar que no van hacer daño”, dijo.

Dejar respuesta