Procurador inaugura nueva Unidad de Atención Integral a Víctimas de Violencia en Santiago

0
407

1212

En la adquisición de las nuevas instalaciones, su remodelación y equipamiento, la Procuraduría General invirtió unos 32 millones de pesos.

Santiago.- Con la presencia del procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito; la gobernadora de Santiago, Aura Toribio, así como del jefe de la Policía de esta provincia, general Neivis Luís Pérez Sánchez, quedaron inauguradas las nuevas instalaciones de la Unidad de Atención Integral a las Víctimas de Violencia de Género, Intrafamiliar y Delitos Sexuales del Ministerio Público.

En la misma, desde hoy se ofrece asistencia legal de cara a investigar los casos denunciados o conocidos de oficio, que afectan a mujeres, niños u otros miembros de una familia, con espacios adecuados para brindar un trato digno a los usuarios.

Esta unidad de Santiago recibe mensualmente unas mil denuncias de esos casos, siendo las víctimas asistidas de manera integral con la debida dignidad que ameritan los afectados por la violencia. El nuevo local funciona en la calle Del Sol esquina R. César Tolentino y ofrece servicio en horario de 8:00 de la mañana a 11:30 de la noche, incluyendo los días festivos.

El procurador general Domínguez Brito dijo que trabajan en dos aspectos fundamentales, que son “el buen trato a las personas que van en busca del servicio y en la mejora de la calidad de dichos servicios”.

“Lo ideal es que el tema de la violencia se trabaje en un lugar digno y confortable, ya que eso se traduce en un mejor servicio para las víctimas que acuden a estos lugares en busca de ayuda”, manifestó tras destacar que la iniciativa de trasladar el centro se realiza para cumplir dentro de las posibilidades a dar la mejor atención posible.

El Procurador General adelantó que dentro de los planes inmediatos en esa jurisdicción, trabajan en el fortalecimiento de la Unidad con la Trata de Personas, la creación de un Centro de Intervención Conductual para Hombres y en fortalecer todo el proceso de atención a víctimas en toda su dimensión.

En ese mismo sentido, la procuradora general adjunta para Asuntos de la Mujer, Roxanna Reyes, dijo que el objetivo es asegurar una mejor atención a las víctimas, fortalecer las destrezas y capacidades del personal que brinda el servicio en cada una de las unidades de Atención Integral a las Víctimas de Violencia de Género, Intrafamiliar y Delitos Sexuales que funcionan en todo el país.

“La idea es no permitir que la violencia le robe los sueños a las mujeres, niñas y las adolescentes”, proclamó.

De su lado, la procuradora fiscal titular de Santiago, Luisa Liranzo, dijo que la República Dominicana avanza en la atención integral de género desde hace varios años.

Destacó que la Procuraduría General de la República ha distribuido unidades similares en todo el país, al tiempo que destacó que las mejoras hacia el nuevo modelo de atención integral continuarán de manera gradual.

Mientras que Susy Pola, en representación del movimiento Vida sin Violencia (Movida), acogió con alegría la iniciativa de trasladar la oficina para mejorar las acciones a favor de la prevención de la violencia, tras resaltar que es un espacio digno de trabajo.
La bendición del acto estuvo a cargo del sacerdote William Almonte, y en el mismo también participaron la señora Elsa Brito; el procurador general de la Corte de Apelación de Santiago, Víctor González; la coordinadora de la unidad, Gladisleny Núñez Gómez, el abogado Negro Veras y su hijo Jordi Veras, y la señora Sonia Vásquez, del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).
La Unidad

Cuenta con un personal integrado por fiscalizadoras, abogadas ayudantes, médicos legistas, psicólogos, unidad policial, alguaciles, trabajadoras sociales y personal auxiliar administrativo.

En la readecuación de la obra la Procuraduría General invirtió unos 32 millones de pesos, incluyendo el equipamiento con 23 computadoras completas, mobiliarios, climatización con equipos de aires acondicionado e inversor. La edificación fue comprada a la Superintendencia de Bancos, con un acuerdo de pago a 5 años.

Además de asistencia legal a las víctimas se les ofrece asistencia psicológica a fin de acreditar en los procesos el estado emocional en que se encuentran tras haber recibido algún tipo de violencia.

Asimismo, a través del equipo de trabajo social se realiza un programa de apoyo, asistencia emocional y de empoderamiento de las víctimas de violencia, con la finalidad de aumentar su autoestima y el estado emocional con miras a evitar que la mujer nueva vez caiga en el círculo de la violencia inferida por su agresor. Todo ello, dando cumplimiento a la Ley 24-97 que castiga la violencia de género e intrafamiliar.

La Unidad de Atención a las Víctimas de Santiago, que anteriormente funcionaba en la avenida 27 de Febrero próximo al Palacio de Justicia, fue inaugurada el 25 de noviembre 2005 durante la pasada gestión de procurador general, Francisco Domínguez Brito. En ese entonces era coordinada por la actual procuradora fiscal titular de Santiago, Luisa Liranzo, siendo desde este momento que los grupos de la sociedad civil organizados, apoyando esta gran labor para preservar los derechos de las mujeres, acogieron como suyo el compromiso de trabajar unidos en la formación del personal y de participar en las campaña de concienciación sobre el tema.

Dejar respuesta