Rendiciones cuentas de Medina han sido salpicadas por tensiones

0
223

Desde la presentación de su primera memoria ha tenido que referirse a diversos temas tediosos

Santo Domingo.- En un ambiente sacudido por el escándalo Odebrecht, el presidente Danilo Medina se presenta el lunes ante la Asamblea Nacional a rendirle cuentas al país.

Sin embargo, no es la primera vez que el Mandatario llega a esta fecha en medio de un panorama cargado de tensiones.

Esta será su quinta alocución por motivo del Día de la Independencia, fecha en la que por ley el gobernante de turno debe dirigirse a la nación.

El reto ante Barrick

Aunque con temas diferentes, pero igual que en el panorama actual, el 27 de febrero de 2013 Medina no pudo evadir referirse a una renegociación del contrato con la multinacional Barrick Gold, que explota la mina de oro en Pueblo Viejo.

Era su primera rendición de cuentas, y amplios sectores de la sociedad demandaban escuchar la posición del gobernante por las exorbitantes ganancias de la empresa en comparación con lo recibido por el Estado.

En medio de las expectativas ante la Asamblea Nacional y frente a miles de dominicanos que escuchaban el discurso desde sus hogares, el mandatario dedicó alrededor de 20 minutos de su alocución a este asunto.

Medina no solo se refirió al tema, sino que emplazó a la minera a deponer la intransigencia y renegociar el contrato, al tiempo que anunció la posibilidad de crear un nuevo impuesto a esta compañía.

La presión por la sentencia

El segundo discurso del Presidente, el 27 de febrero de 2014, se dio en medio de presiones internacionales por la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional que esclarece los criterios para conceder la nacionalidad dominicana.

Las presiones llegaron al punto que se planteaba la posibilidad de que el país fuera sancionado.

Ante esto, en su rendición de cuentas el mandatario anunció un proyecto de Ley de Naturalización para dar respuesta a los afectados por la decisión del Constitucional.

Relaciones con Haití y la reelección

La presentación de cuentas realizada por Medina tanto en 2015 como en el año 2016 fue matizada por el tema de la reelección presidencial, que traería consigo una modificación de la Constitución, así como las tensiones en las relaciones dominico-haitianas.

Pese a esto el mandatario prefirió no referirse a estos temas.

Desde el año pasado el escándalo de corrupción desatado por la constructora Odebrecht se ha convertido en la principal expectativa de diversos sectores que esperan que Medina aborde el tema.

Dejar respuesta