Sarita Valdéz alarmado por epidemia de muertes repentinas en el país

0
172

Santo Domingo.- El patólogo forense Sergio Sarita Valdez advirtió que hay una verdadera epidemia de muertes repentinas en la República Dominicana, mayormente en hombres cuyos ataques principales son el coronario y la hipertensión arterial.

Entrevistado por el periodista Federico Méndez, en el programa Esferas de Poder, que se transmite los domingos de 5:00 a 6:00 de la tarde, por Santo Domingo TV, atribuye las muertes súbitas a alta presión, enfermedad coronaria y en la juventud, la droga y los estimulantes están sorprendiendo con el fallecimiento.

Sarita Valdez reveló que de las autopsias que se hacen en el Instituto Nacional de Patología Forense, en el primer lugar de las muertes súbitas la causa es la arterioesclerosis, en un 70%, seguida por la hipertensión arterial, con cerca de un 30%.

“Si aquí se le hiciera autopsia a todo el que se muere, 60% correspondiera a muertes naturales y de éstas las dos terceras partes fueran muertes súbitas, repentinas”, enfatizó.

Indicó que ronda entre un 30 y 35% el número de la población adulta de República Dominicana que está padeciendo de alta presión y no lo sabe. Asimismo, dijo que un 10% mínimo de ese segmento es diabético.

Estima que son dos condicionantes que juntas, actuando al unísono, aumentan las probabilidades de una persona sufra un percance repentino.

“Es decir, que la hipertensión arterial es una criminal que está escondida haciéndole daño al individuo, porque afecta el corazón, la circulación, cerebro, riñones, donde quiera golpea y va produciendo una erosión, un daño y en un momento determinado se precipita y la persona cae muerta”, argumentó.

Sarita Valdez observa que se han cambiando los hábitos de alimentación y la población está injiriendo mucho carbohidrato y grasa saturada lo cual está afectando el colesterol y la sangre, formando coágulo que en cualquier momento se convierten en trombosis coronaria que origina la muerte.

“En nuestro país, las muertes súbitas, entiéndase las muertes que nos sorprenden en una persona “aparentemente” en buen estado de salud, que repentinamente se caen muertas o son encontradas muertas en su casa, cama y hasta un escritorio, esas muertes están sucediendo cada vez con más frecuencia”, expuso.

El experto observó que anteriormente se veía que ocurrían esos decesos en individuos mayores de 60, 75 y 80 años, pero ahora resulta que la edad no es el único parámetro que explica las muertes repentinas, sino que están ocurriendo en personas de menos años.

“Nosotros estamos mirando personas de 35, 40 y 45 años que se están cayendo muertas”, enfatizó el perito.

Sarita Valdez sostuvo que las causas que actualmente explican esos fallecimientos sorpresivos es el incremento en el número de casos y disminución de la edad de las personas.

Atribuye la situación a que en el país existe mucha gente que no tiene el hábito de hacerse un chequeo médico anual, procedimiento que debe convertirse en una rutina.

Dejar respuesta