“Soy un hombre blanco y negro”; el pastor Dio Astacio habla sobre paso al PRM y su posición sobre agenda LGTB

0
46

Santo Domingo Este.- Dio Astacio es pastor, político y un profesional exitoso. Se define como un hombre de principios claros, sin puntos grises. “Soy un hombre blanco y negro. Mis principios son tajantes. Yo no tengo puntos medios”, responde en un tono contundente y enfático, cuando se le cuestiona sobre su posición en torno a la agenda de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (LGTB) y la presunta aceptación “abierta” de uno de los líderes del Partido Revolucionario Moderno (PRM), al cual se adhirió.

Astacio, ex candidato a la alcaldía por Santo Domingo Este y aspirante a la misma posición de cara a las elecciones del 2020, habla para el HOY DIGITAL en tono de voces diversas durante una entrevista en la que se la preguntó además sobre su paso al PRM, y a cual corriente de liderazgo (Luis Abinader o Hipólito Mejía) pertenece. Además cuál es la diferencia entre su paso a esa organización política y las que realizan líderes de partidos minoritarios en busca de un pedazo del “pastel”.

La combinación entre el ejercicio del pastorado en la iglesia evangélica, siendo él incluso fundador de dos congregaciones, y la toma de decisión política en hechos donde no siembre se favorece a los más pobres que en algún momento pudieran violar la ley al invadir terrenos protegidos o inadecuados, también fueron objetos de la entrevista al pastor.

A continuación, Astacio ofrece a sus seguidores razones ante su más reciente decisión de pasar al PRM y dejar de lado las filas del Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDM), al cual representó en las elecciones a la alcaldía en la que, dice, logró 50 mil votos, de los cuales se le “desaparecieron” unos 12 mil votos.

¿ Qué es la política para ti y cómo podría llevarla atendiendo a tu formación cristiana?

Bueno, la pregunta, desde mi óptica, es el arte de ponerse de acuerdo en busca del bien común.

Si nosotros no somos capaces de ponernos de acuerdo, somos lo más parecido a los animales, y es por eso que los pueblos que progresan, los pueblos que avanzan, son aquellos en donde sus habitantes, después de pasar a veces muchas cosas, se ponen de acuerdo.

Yo creo que desde la perspectiva de la vida cristiana y de la vida religiosa, eso es un ejercicio que se hace. La Biblia misma dice: Mirad cuan bueno y cuan delicioso es habitad los hermanos juntos y en armonía, porque allí envía el señor bendición y vida eterna. O sea, la bendición es el producto del acuerdo.

Yo creo que la vida cristiana viene a ser un equilibrio para esta nación y para muchas naciones en el mundo, en ayudar a las distintas instituciones a poder ponerse e acuerdo.

En tus aspiraciones a la alcaldía d SDE ¿qué cambio único, innovador piensa llevar al municipio?

Bueno, hay cinco cosas que nosotros vamos a hacer en Santo Domingo Este. Primero, producir orden. El orden es también sinónimo de pobreza, el orden es sinónimo de miseria, es sinónimo de inseguridad.

Cuando tú tienes orden, hay eficiencia; cuando tú tienes orden hay puntualidad, y Santo Domingo Este es un desorden. Y es lo primero, y fíjate que estamos hablando de cambios en lo humano, cambios en las personas, o sea, no estamos hablando de que vamos a construir un puente, dos puentes; que vamos a hacer una cancha, que vamos a hacer un play (de béisbol)…, sino que estamos hablando de que vamos a trabajar primero con la gente, con la calidad humana, con el individuo. Trabajar todos los aspectos que puedan a ayudar a que los individuos sean sometidos a un orden que nos permita vivir en armonía a todos.

En segundo lugar, vamos a trabajar con la salud. Muchas personas creen que un síndico, que un alcalde no tiene que trabajar con la salud, y yo que digo que sí, claro que tiene que trabajar con la salud. Porque las personas no elijen ministros de salud, eligen alcalde; las personas no eligen ministro de Educación, eligen alcalde; o sea, que el alcalde de la cuidad debería tener una idea, tener el interés, promover la buena educación.

En ese sentido, la educación básica y la educación diríamos convencional, el gobierno tiene el control de ella, pero no así la educación de las escuelas laborales, no así de la educación vespertina, la educación en música, en teatro, en baile, y en una serie de cosas que nuestra sociedad necesita ser complementada. Tener los currículos complementarios que les permita a las personas hacer uso de esas herramientas educativas, sin tener que gastar dinero, como lo es actualmente.

En tercer lugar, es decir, nosotros trabajamos teniendo como centro el el plan OSEA (Orden, Salud, Educación). Entonces, vamos a trabajar con la salud también. En Santo Domingo Oeste solo tenemos un hospital, o sea, tenemos tres grandes centros médicos: el Darío Contreras, que no es un hospital para usted internar a nadie, porque es nacional y es para poli-traumatizados; la Maternidad de Los Mina, que es una maternidad, como su nombre lo indica, y no solo para atender madres.

También el hospital de El Almirante, que no es un hospital, sino una clínica porque allí no hay sonografía, allí no hay tomógrafo, allí usted no puede internar a nadie; simplemente se dan consultas con escasas posibilidades, y muchas limitaciones. Entonces, nosotros tenemos que promover la salud, que se hagan hospitales en Santo Domingo Este, y tenemos que promover las clínicas municipales en cada barrio.

En cuarto lugar vamos a trabajar con el apoyo ciudadano a los discapacitados, deportistas, a las madres solteras. Vamos a trabajar con el apoyo a los talentos, con el apoyo a los ancianos. Los niños, ancianos y los discapacitados son los tres tipos de personas que merecen la atención de una ciudad, porque nadie puede con el costo que eso representa.

Cuando tú tienes un niño discapacitado, es un costo adicional que tu no lo pediste, pero tampoco lo pidió nadie. Alguien tiene que darle un auxilio a eso. Entonces, nosotros vamos a trabajar apoyando eso.

Por último, vamos a trabajar con la seguridad, vamos a crear la policía municipal más eficiente de la República Dominicana, y cuidado… o sea, dos policía municipales por cada sector, en cada turno que van a dar seguridad a ese torno. Son gente que ya la comunidad la va a conocer, gente que va a conocer la comunidad, gente que le duele la comunidad, gente con ingresos conforme a esa comunidad y gente que van a defender realmente el entorno en que ellos van a trabajar. Entonces ese nuestro plan: salud, orden, seguridad.

Si tendría que desalojar familias pobres que construyeron cerca de una zona protegida en violación a la ley, ¿cómo lo harías?

Bueno, lo primero es que esa no debería ser la prioridad de una sindicatura, o sea, yo creo que la ciudad tiene en este momentos prioridades por encima de esto, que debe ponerle atención, y eso debe ponerlo en segundo plano hasta tanto resuelva estas cosas.

Pero el día que nos toque, o que nos tocare, el problema de nosotros es que somos una ciudad muy radical y a veces actuamos de manera abusiva. Entonces, si usted tomo un espacio de la ciudad que no es suyo, sea de la ciudad o de un particular con su titulo, existen los mecanismos legales que si se cumplen adecuadamente, nadie debe salir dañado.

El tema es querer volar ese mecanismo, es decir, si tú tienes personas que están ocupando ese territorio, la ley le da plazos a las personas, la ley le da advertencias a las personas, la ley le da espacios de tiempos a las personas, incluso, la ley sugiera indemnizar a esas personas, o más bien, compensarlos.

De tal manera que en lugar de hacerle un proceso legal, buscar la fuerza pública; donde tengan que pagar una serie de cosas, usted se sienta con cada uno de esos invasores si fuera el caso, y se busca un punto medio, pero ahí el Estado no puede dejar desamparado a esas gentes.

Pero en otro orden, muchos de los invasores no son los que viven actualmente en los lugares. Ellos invaden y le venden a un tercero que ingenuamente compra, entonces, se meten en ese hogar creyendo que han hecho una buena compra y han sido engañados. Entonces, tu tiene que buscar un punto intermedio de manera que esas persona no resulta engañada.

¿Por qué decidió dar el paso al PRM y cuál de los dos líderes a usted le simpatiza?

Bueno, la primera razón por la que yo decidí ya dar el paso al PRM es por lo que te dije al principio, la capacidad de ponernos de acuerdo. Aquí hay mucha gente que está aspirando a la política, hay mucha gente que quieren ser presidente, pero no tienen una plataforma. Si usted calcula, ni en 100 años ellos van a pode ser presidente.

Aquí hay una cantidad impresionante de colegios electorales. Para que tengas una idea, Santo Domingo Este tiene 1400 colegios electorales, entonces si tu calculas esa cantidad por el Distrito Nacional, por Santiago, en esos tres lugares tiene 5,000 colegios electorales.

Eso significa que multiplicados por dos personas para que sean delegados, unas 10 mil personas. Pero lo real es que hay unos 16 mil colegios electorales. Es decir, tú necesitas el doble de eso, 32 mil personas básicas, y esa no es ni siquiera la militancia de muchos partidos.

Entonces, como tú vas a llegar al poder, si aunque la gente vote por ti, tú no tienes quien garantice esos votos. Porque, a la larga, la Junta Central Electoral lo que es un árbitro, y la Junta se pone de acuerdo entre el partido A y el Partido B. Y el partido A y el partido B tienen que ponerse de acuerdo.

Eso es lo primero, no se puede llegar al poder si tú no tienes una estructura política que defienda tus intereses; primero que defienda tus votos… , que te promueva, que promueva una idea, que convenza al votante de que tu eres el candidato.

Porque la televisión no da para eso, la radio no te alcanza, no tenemos los fenómenos que la gente pueda decir: Dio Astacio es un fenómeno que cada munícipe de Santo Domingo Este va a ir a votar por el. Eso no es así, eso tiene que tener una plataforma política que convenza a la persona.

Pero si así fuere, que por mi comunicación, que por que yo salga a la calle medio pueblo va a ir a votar por mí, como pasó que casi 50 mil personas fueron a votar por mi y, sabes cuántos de esos votos yo recupere: solo 38 mil votos y se perdieron más de 12 o 13 mil votos míos, y por qué? Por la incapacidad de conseguir delegados en un solo municipio.

Con quién simpatiza ¿Hipólito o Abinader?

Lo primero es que cuando tú hablas Hipólito y Abinader…, yo soy un líder que entró al PRM de forma institucional. Entré y, de este lado tenía a Carolina Mejía y de este a Ignacio Paliza, que ambos son mis amigos. Y, ciertamente uno siempre tiene preferencias de pensamientos que coinciden, pero eso es algo que en su momento será publicado y será revelado por un tema de acuerdo y por un tema de avance en el desarrollo de nuestra campaña. Internamente se sabe cuál es mi corriente, internamente eso está claro, pero nosotros no queremos afectar a nadie por decir que yo soy de aquí.

Si usted quiere ser de este, que sea, si quiere ser de aquel, no hay problema, eso es una decisión que hasta que no sea revelada públicamente, entonces es mejor ir caminando.
Se dice que Luis Abinader promueve la agenda GLTBI en el país, o que por lo menos no se ha mostrado opuesto ¿Cuál es su posición al respecto?

Yo te puedo decir que no tengo datos que me validen eso, o sea, yo creo que Luis Abinader es un político que eventualmente ha estado en el trading topic político y que, producto de muchas presiones y de muchas situaciones, ha podido en algún momento apoyar o contradecir algún comentario, pero no creo que eso lo tipifique como un promotor de la agenda LGTB. Yo creo que él ha sido abusado en ese sentido, mediáticamente hablando, y te voy a explicar porque.

El que trajo a este país, el primer promotor de la agenda LGTB fue un embajador, Wally Brewster, americano. Quien le dio la carta de credenciales fue Danilo Medina (el presidente de la República), quien lo llevó al Palacio fue Danilo Medina, quien se lo sentó al lado, de un lado él y del otro el esposo, fue Danilo Medina, entonces se acusa al PRM y a Luis Abinader…, no, no es así. +

Realmente quienes promovieron, quienes le dieron entrara, quienes aceptaron aquí en una embajada que aunque está en nuestro país es un territorio norteamericano, es una embajada que está en suelo dominicano y aceptamos una bandera a media asta, sin hacer ni siquiera una protesta nunca, fuimos nosotros en el gobierno del PLD, de Danilo Medina.

Entonces es yo creo que poco justo decir que Luis Abinader es un promotor. Si él en lo personal lo fuera, yo no lo sé, no me lo ha dicho. De hecho yo lo he cuestionado al respecto, y él me ha dicho que no, que no es así, que más que todo es alguien que ha tratado de calumniar. Yo sí creo que la prensa debe ir a abordarle y hacerle la pregunta frontalmente si él promueve o no promueve la agenda, y él que dé su respuesta, pero yo no puedo validar eso, es lo primero.

Lo siguiente es que, si yo tuviera de acuerdo o en desacuerdo…, mira, mis principios son tajantes. Yo no tengo puntos medios, yo no tengo media tinta, yo no tengo puntos grises; yo soy un hombre ce blanco y negro. Yo soy un hombre que cree y vive una vida basada en valores bíblicos, y esos valores bíblicos establecen claramente en lo que yo creo, y eso yo no lo negocio no importa qué partido.

El partido no compra mis principios, mis sistemas de valores, como no compra este periódico los tuyos. Este periódico puede tener una línea liberal o una línea conservadora, y tú decidiste entrar aquí, pero eso no quiere decir que nadie puede comprar tus principios. Nadie puede hacer que yo hable a favor de nadie que yo no quiera hablar. Independientemente, pueden estar todos uno.

Pero es bueno que se sepa que los partidos no son de nadie. Y ni siquiera, aunque tuvieran una ideología que no es la ideología del PRM, aunque la tuviera yo tengo el derecho como dominicano, a meterme en cualquier partido y contradecir esa idea.

Es decir, no se me está prohibido legalmente. Y si yo…, si aquí existiese un partido liberal y un partido conservador, yo creo que hago más bien en el liberal que en el conservador, porque el conservador es lo que yo soy, un conservador, yo sé lo que defiende y sé para dónde vas; pero el liberal yo puedo meterme y defender otro punto de vista y convencer a otro de los puntos de vista que yo defiendo.

Así es que yo no tengo nada nuevo en ese sentido, todos mis puntos están claramente definidos y creo que hay aspectos de esos que no son cónsonos con mi candidatura, es decir, que eso no va impactar. Yo no soy quien para cambiar una línea u otra, siendo yo un candidato a alcalde, por lo tanto, si me lo puedo reservar me lo reservo, y en el momento que me lo quieran preguntar, yo lo puedo expresar.

Pero yo soy un hombre claro, categórico y estaré de frente, en todo momento, ante cualquier levantamiento que afecte mis principios y los principios bíblicos que yo profeso, como lo hice cuando alguien se levantó e intentó denostar nuestro respeto por la biblia. Nosotros nos levantamos y lo hicimos públicamente, acabando de entrar al partido.

Dejar respuesta