Vicepresidenta incorpora afectados de tuberculosis a Progresando con Solidaridad

0
323

La estrategia procura reducir a la mitad el número de personas que abandonan el tratamiento médico, que en la actualidad se estima que representa el 10 por ciento de los afectados

Santo Domingo.- La vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño, incorporó este miércoles como participantes del programa Progresando con Solidaridad (Prosoli) a 345 familias con integrantes que padecen tuberculosis, con el objetivo de evitar que estos abandonen su tratamiento médico por falta de recursos económicos, y así puedan recuperar su salud.

La iniciativa de la también coordinadora del Gabinete de Políticas Sociales, doctora Margarita Cedeño, se realiza de manera conjunta con el Ministerio de Salud, desde el Plan Estratégico de la Respuesta Nacional a la Tuberculosis, donde se plasmaron las intervenciones para lograr las metas de la estrategia “Fin a la Tuberculosis para el 2020”.

El 82 por ciento de los hogares intervenidos con miembros que padecen la enfermedad fueron categorizados como elegibles por el Sistema Único de Beneficiarios (Siuben) con el Índice de Calidad de Vida uno y dos, es decir, el reglón más carenciado de la población.

La directora general Prosoli, doctora Altagracia Suriel, dijo que la estrategia procura reducir a la mitad el número de personas que abandonan el tratamiento médico, que en la actualidad se estima que representa el 10 por ciento de los afectados debido a necesidades económicas, muchas veces producto de la pérdida de su empleo o emprendimiento a causa de los estragos de la enfermedad.

“El Gobierno está comprometido con la estrategia de poner fin a la tuberculosis. Por eso, la vicepresidenta Margarita Cedeño se integra a la respuesta nacional para erradicar esta enfermedad, con acciones de protección social para reducir los efectos catastróficos de la tuberculosis en las personas afectadas”, sostuvo.

Señaló que un estudio realizado con pacientes de tuberculosis reveló que por esa enfermedad la pobreza se incrementó de 9 a 56 por ciento, al carecer estos de seguro médico y requerir un tratamiento que dura seis meses.

Informó que las familias recibirán la transferencia Comer es Primeros, dotada de 825 cada mes para la compra de alimentos; el Bonogás, con 228; y el Incentivo a la Asistencia Escolar (ILAE) que puede llegar a 600 pesos si la familia mantiene hasta cuatro hijos en la escuela.

También podrán recibir el Bono Estudiantil Estudiando Progreso (BEEP), que otorga 500 pesos por cada hijo que curse el primero de bachillerato; 750 por los que estén en segundo y tercero; mientras, que los que realicen el cuarto de bachillerato a nivel técnico recibirán 1000 pesos.

El plan del Gobierno entra en sintonía con el principal objetivo de la Asamblea Mundial de la Salud de 2015, y alcanzar la meta de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en la eliminación de ese mal, así como de llevar a cero el sufrimiento por los efectos catastróficos de la tuberculosis.

De su lado, el director general de Gestión de Salud, doctor José Manuel Puello, dijo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó que nueve millones de personas enfermaron de tuberculosis y 1.5 millones murieron por esta enfermedad en el 2015, siendo la enfermedad la segunda causa mundial de mortalidad producida por un agente infeccioso después del sida.

Reveló que en el país la tasa de tuberculosis estimada por la OMS para el 2015 fue de 60 casos por 100 mil habitantes, y en los últimos años el país registra cerca de cinco mil casos cada año.

“El Ministerio de Salud reconoce este importante aporte de la Vicepresidencia de la República, mediante el cual los afectados elegibles recibirán beneficios de las políticas sociales y sus familiares integrados en ese aporte que el Gobierno le otorga”, subrayó Puello.

Mientras, que la presidenta de la Asociación de Enfermos y Afectados por Tuberculosis, Eridania Brito, agradeció a la vicepresidenta Margarita Cedeño la incorporación de las familias como participantes de Prosoli.

“Agradecemos los beneficios que nuestra Vicepresidenta nos prometió como afectados. De verdad que le damos las mil gracias y pedimos que donde quiera que haya una persona con tos y catarro no los discrimine, porque no hay condición social, no hay color de piel para que un día esa enfermedad toque nuestras puertas.”, indicó.

Participaron, además, el director de la Administradora de Subsidios Sociales (Adess), Ramón González; y la directora técnica del Gabinete Social, Rosa María Suárez.

Compromisos

Los nuevos participantes asumen las corresponsabilidades de seguir sus chequeos médicos, llevar a sus hijos de cero a cinco años y a las embrazadas a revisiones periódicas a la Unidades de Atención Primaria de Salud; enviar a sus hijos a las escuelas y garantizar asistencia de 80 por ciento.

Mientras que Prosoli se compromete a que miembros de las familias aprendan cursos en los Centros de Capacitación y Producción y los Centros Tecnológicos Comunitarios; así como procurar microcréditos a través de la Banca Solidaria para que inicien sus emprendimientos

Dejar respuesta