Abinader dice Odebrecht no puede seguir operando en el país

0
338

Santo Domingo.- El dirigente opositor Luis Abinader planteó al presidente Danilo Medina que aproveche el escenario de su discurso de rendición de cuentas el próximo lunes 27 de Febrero para anunciar “las medidas urgentes y eficaces que adoptará para devolver la esperanza y tranquilidad que un puñado de corruptos pretende robarnos”.

El excandidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM) le señaló al mandatario que para lograr ese objetivo hay que enderezar el rumbo, que recuperar la ética, la decencia y el respeto a la Constitución y las leyes.

“Hemos escuchado, una tras otra, denuncias sobre casos de corrupción -SUNLAND, TUCANOS, OISOE, ODEBRECHT, CORDE, CEA- sin que al día de hoy los responsables hayan pagado por sus hechos o estén bajo procesos judiciales”, recordó en una transmisión a través de las redes sociales.

Abinader consideró que Medina tiene la responsabilidad de garantizarle a la Nación que aquí se sabrá todo lo ocurrido y quiénes son los responsables, no sólo de los sobornos y sobrevaluaciones, sino del entramado general de corrupción e impunidad, y que sus autores serán sometidos a la justicia para que paguen por sus delitos de manera ejemplar.

“El pueblo quiere ver a los corruptos en la cárcel. A todos, sin excepción, no importa el partido o el sector social al que pertenezcan, porque el pueblo no tiene corruptos favoritos. Yo tampoco los tengo!”, enfatizó.

Consideró que hay una crisis de confianza generada por la corrupción e impunidad que socavan los valores y principios elementales en que se basa la democracia, por lo que la sociedad espera respuestas honestas y medidas contundentes en su discurso.

“Somos testigos de confesiones sobre hechos vergonzosos de corrupción provenientes de Estados Unidos y de Brasil, que han causado estupor y desasosiego a toda la Nación, por las inconductas de unas pocas personas. Esas acusaciones empañan la imagen y el buen nombre del país”, expuso.

A su juicio, la población necesita escuchar cómo el gobierno enfrentará la “quiebra moral” que corroe al país y frena el desarrollo de la nación, tras recordar que el 22 de enero los dominicanos protagonizaron una contundente manifestación, reclamando el fin de la corrupción y la impunidad.

“Como principal servidor público y guardián de la Constitución y las leyes, usted tiene la obligación de dar explicaciones convincentes, informando con transparencia al país de todo lo que su gobierno sabe sobre el presente escándalo de corrupción, algo que no ha ocurrido hasta ahora”, insistió.

Manifestó que ese esclarecimiento incluye la contratación del publicista Joao Santana, asesor principal de sus dos campañas electorales, hoy condenado a 8 años de cárcel por su participación en el esquema de sobornos y corrupción internacional generado desde Brasil.

Cuestionó que una empresa que obtuvo contratos por medios fraudulentos, como ha confesado Odebrecht, continúe beneficiándose del país como si no hubiera pasado nada, y afirmó que además de violar las leyes, esa es una ofensa y una provocación a la dignidad de la Nación.

En otro tema, Abinader advirtió que se debe terminar con la política de endeudamiento imprudente, el dispendio y la mala calidad del gasto público.

Planteó aumentar los salarios para que alcancen a cubrir la canasta básica; mejorar los servicios de salud y ofrecer los medicamentos esenciales que ahora no llegan a los hospitales, además de elevar la calidad de la educación.

Dijo que es urgente poner fin a la violencia y criminalidad que desesperan a la familia dominicana y la hacen querer huir del país.

“Para esa y otras políticas públicas que mejoren la calidad de vida de la gente se necesitan recursos; dinero que, mediante malas artes, sustraen hoy del presupuesto funcionarios que merecen el escarnio público y la muerte civil, de modo que nunca más puedan trabajar en el Estado, como ha declarado recientemente el presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski”, expuso.

Recomendó a Medina que el silencio y la evasión no sean la respuesta al país, especialmente en este momento en que se reclama respuestas a sus interrogantes y la población ha expresado mayoritario descontento por el deterioro de su calidad de vida.

Dejar respuesta